lunes, 14 de marzo de 2011

Ahora que vamos despacio

Vamos a contar mentiras .
Mentir como modo de supervivencia. El embuste es la táctica por excelencia del día a día. “Ya estoy saliendo”, “me queda muy poco”, “lo tengo casi acabado”, “no me pasa nada”, “ya hablamos”…
Mentimos, lo sabemos y somos conscientes de cuando lo hace el que tenemos enfrente. En realidad es como una pequeña cadena de favores: tu silencio por el mío.

Sé que no consigo comprar el silencio de los que tengo cerca.Nunca supe mentir,soy demasiado imbécil para eso,la picaresca no es lo mio.Mis "que no,que estoy mejor sola" no calan.

Hace mucho que no dejo nada al azar porque no confío en confiar,no me fío de fiarme.

Nunca te eché de menos (JÁ)

2 comentarios:

  1. Siempre te las apañas para llevar razón, mola :)

    ResponderEliminar
  2. Cierto...
    me encanta el blog! Te sigo, un beso!! :)

    ResponderEliminar