domingo, 27 de febrero de 2011

Imagino que me enseñaron a ver mis propios errores, a aceptarlos,a aprender de ellos. Y como soy imbécil a la par que tonta del culo (que es del peor sitio del que se puede ser tonto) y medio boba, me cuesta asimilar que los demás no lo hagan. Y me enferma profundamente ver que a mi alrededor prolifera la falta de sentido común y exceso de narcisismo. Ay señor dame paciencia (más paciencia)...

Necesito que llegue el buen tiempo, el de zapatillas Victoria y pantalones cortos. No veo el momento de lanzarnos al centro cámara al cuello, frapuccino en mano y con cuatro euros en el bolsillo (los restantes después de haber asaltado FNAC). Estoy ansiosa de un cambio de aires,aunque sea chiquitito, que tanta práctica made in Bolonia me tiene asfixiada y me urge inhalar un poquito de Plaza de España, sangría y algún temazo de Gossip a modo de remate.

Primavera,ven,que te estoy esperando con ganas de las incontrolables.

Foto: esto sí que es un "pruduct placement" en mis propias carnes http://www.showmethemust.com/