domingo, 23 de enero de 2011

Últimamente todo va tan bien que acojona.Sí,me acojona.

Esto tampoco resulta raro teniendo en cuenta que,aunque a veces no lo parezca,vivo permanentemente asustada.Y es de ese tipo miedo que no desaparece dejando la luz de la mesita de noche encendida o perdiéndome debajo del edredón.

A veces me da la sensación de que no soy capaz de aprovechar lo hiperbólico del momento,supongo que intento poner límites forzados a los extremos.Sí,sí:el miedo a no hacerlo bien,o simplemente el miedo a hacer lo que no debo.Pero me da a mi que con esto del cambio de año voy a optar por meter la pata y salir de debajo del edredón.

Dicen que los extremos se tocan,así que puede que al alcanzar uno.
..al menos acaricias los demás.

Foto:Risoterapia de domingo para llegar viva al lunes.¿A que son adorables?

No hay comentarios:

Publicar un comentario