domingo, 26 de septiembre de 2010


Desvelemos algunos de los grandes secretos de la humanidad: los reyes no existen,cualquier persona parpadea aproximadamente 25 mil veces en una semana,el material más resistente creado por la naturaleza es la tela de araña,los CDs fueron diseñados para tener una capacidad de 74 minutos de música porque esa es la duración de la Novena Sinfonía de Beethoven, las mujeres son las mayores compradoras de calzoncillos, la hija de Shakespeare fue analfabeta...Podría seguir,pero prefiero rematar esta lista con una verdad universal: el mundo es injusto.

La injusticia vertebra el funcionamiento del universo. Los que más trabajan son los que menos cobran y al bueno, de bueno que es, se le califica de tonto.
Sinceramente, después de 19 años siendo testigo presencial de esta desafortunada situación, creo que no hay nada que hacer. Ya se sabe, unos nacen con estrella y otros estrellados. Yo soy de los que están estampados en medio de la carretera, con coches pasando por encima.

Y pese a todo esto, con todas las marcas de rueda que llevo en la espalda, me río en la cara del destino haciendo apología de mi optimismo,que es todo un superviviente.

Anda, dame más, que me gusta.

2 comentarios:

  1. plas plas plas (vamos, aplausos)

    ResponderEliminar
  2. te quiero mongui
    y tenemos que montar el circo para que nos crezcan los enanos

    ResponderEliminar