sábado, 12 de junio de 2010


Quiero que llegue el calor. Y no es deseo, es necesidad.
Los días grises hacen verlo todo en blanco y negro, como una película de los años 50, interferencias incluidas.
Este frío cala, y no solo los huesos.
Foto: Málaga, cuando aun había luz.

1 comentario:

  1. Cuando llegue el calor querrás que llegue el frío. Humanos e inconformistas
    (:

    ResponderEliminar