domingo, 18 de abril de 2010

No me gusta hablar de más y hay cosas que no se pueden contar, no se pueden leer, van más allá de lo físico y tangible.

Los que estuvimos no somos capaces de explicarlo y los que no, nunca sabrán lo que significó.

Hay momentos que merecen la pena. Y sentirte parte de un ente dividido en 1999 trocitos, todos silbando al unísono, es uno de ellos.

lunes, 12 de abril de 2010


¿Sabes? A veces, en lo simple está lo esencial.
Catalina,querida...

domingo, 4 de abril de 2010



No me canso.Huele a incienso y el azahar penetra hasta lo más profundo,donde no se ve,solo se siente.

Parece mentira como una bulla puede ser tan tranquila,sin agobios,todo fluye.A lo lejos se atisba una cruz de guía y muy bajito,casi ni se perciben,las primeras notas de una marcha;Amargura,sin duda.

El viernes todo es frenético.Con las ojeras hasta los pies y la espalda en "rompan filas" me enfundo y a la calle,por el camino más corto,como siempre.
El sol hispalense aprieta y ahoga,no da tregua.Antes de salir te miro,"esto es por ti,Cachorro".
Por el puente...asfixia."Lo peor en muchos años",se oye entre capirotes.

Te veo a lo lejos,me buscas y te hago la señal para que me reconozcas.Me ves mal,este año me falta hasta el aire,pero voy a seguir y lo sabes."No hagas locuras quilla"...soy cabezona,ya me conoces.Te quiero,te quiero mucho tito.

Reyes Católicos,San Pablo,carrera oficial y regreso a la calle Castilla.

Las luces apagadas,los cirios encendidos,Triana,ÉL de costero a costero y como no,la respiración contenida durante la última chicotá.

Hasta el año que viene.Yo ya estoy contando.