martes, 16 de marzo de 2010

Hoy te hago los coros



Es difícil presentar a alguien que no necesita ese trámite. Ella se basta y se sobra, es una carta de presentación en sí misma.

Hoy, en este mismo instante, está ocurriendo algo no del todo agradable para ti
Tranquila, no lo voy a soltar sin vaselina, elegancia ante todo.
Te ha pillado el toro, jodida cifra maldita…ha tardado poco en alcanzarte. ¿Cuántos meses llevabas maldiciendo este día y blasfemando acerca de lo que te cae encima? Hace tiempo que perdí la cuenta.
Sí pequeños, sí. Hoy esta mujer abandona los confortables 18 para pasar al siguiente nivel.

A pesar de sus 19, para mí es un bebé de pocos meses. Vino al [a mi] mundo allá por octubre pero ¡joder!, en tan poco tiempo ha crecido muchísimo, de hecho es enorme.

Estoy convencida de que, como el buen vino, tú mejoras con los años. Es lo que tiene la sangre de unicornio, va adquiriendo valor y la tuya no se puede pagar con vulgar dinero.

Siempre hemos coincidido en lo machacado que está el verbo “querer”, su uso se ha vuelto tan poco original…¡con lo poco que nos gusta caer en los estereotipos recalentados!
Quizá por eso yo paso de quererte; yo prefiero adorarte.

Feliz cumpleaños, hormiguita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario