viernes, 4 de diciembre de 2009

Oxígeno


Vacío.Un vacío tan grande que asfixia,deshace la piel.Mirar atrás y no ver nada que justifique lo que ha pasado.

Llegados a este punto,esperar no enfría las cosas....más bien las recalienta y yo me quemo a cada minuto.Es una absurda red que se ha ido tejiendo cautelosamente y ahora no puedo salir;estoy aferrada sin ganas a cualquier fibra que me haga creer que lo que hago sirve para algo.

No sé cómo calificarlo,egoísmo tal vez o quizá,simplemente supervivencia.Quiero mantenerme en pie sin tener que apretar con fuerza las manos,respirar y que el aire entre de un tirón,sin cortes agónicos.Llámame tonta,probablemente lo sea,pero no me vendría mal volver a recuperar el aliento.

Sí,lo sé,mi pensamiento es absurdamente utópico pero ser una persona soñadora tiene su magia.Es el curioso encanto de lo caótico,idealismo en estado puro.

A veces es mejor caer,un golpe fuerte,seco,frío.Al levantar, una bocanada de aire te azota la cara.Es en ese momento cuando te das cuenta y empiezas a mirar hacia el horizonte con otros ojos,la perspectiva renovada.

Está claro,de los errores se aprende y yo,últimamente aprendo demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario